Mantenimiento

Mantener tu inmueble en óptimas condiciones ayuda a aumentar la plusvalía y además alarga la vida de la estructura, muebles y la decoración. Es un gasto que no debe verse como tal, en su lugar deberá tratarse como inversión.

Si estás pensando en una remodelación, el primer paso es revisar el estado general, hacer las reparaciones y posteriormente comenzar con la remodelación. Es necesario contar con un ahorro destinado para este mantenimiento, disponible en todo momento para alguna reparación urgente.

Mantenimiento Preventivo

Este mantenimiento se realiza por lo general cada año, primero hay que conocer el estado general del inmueble para determinar cuáles son las reparaciones mínimas o el mantenimiento general.

Revisa:

  • Impermeabilización (Por lo regular se requiere cada dos años)
  • Enchufes e interruptores
  • Tuberías de gas, luz y agua
  • Pintura en general